Nuestra filosofía

La originalidad del P'titCREF

El P'titCREF recrea un contexto de lengua natural, en el que el niño se mueve libremente en los tres idiomas.

Un aprendizaje divertido pero estructurado

El aprendizaje se hace de manera divertida, mediante actividades siempre nuevas e interesantes. El material pedagógico diseñado y desarrollado por nuestra propia editorial es único y responde a estas exigencias. Los profesores preparan programas semanales que siguen el programa progresivo del P'titCREF.

Generar confianza en los niños y aumentar su curiosidad

Una norma esencial para nosotros: el niño debe sentirse cómodo, no tener sensación de barrera, ni tener complejos ni miedos. En el P'titCREF insistimos en la valoración del niño, en la confianza que tiene en sí mismo. Mediante nuevos descubrimientos - nuevos juegos, nuevos métodos, nuevos libros, nuevos discos-, el niño desarrolla su interés de manera progresiva : quiere descubrir más. Los nuevos sonidos de otros idiomas van a asociarse a otros juegos. El niño, curioso por naturaleza, tendrá ganas de descubrir más aún. Él mismo se integrará a los juegos, empezará a jugar con los sonidos (le divertirá repetir, ¡Es primordial que no suceda lo contrario!), estará orgulloso de contestar un « j'ai fini », un « спасибо » o un « hello » a su profesor, ganará confianza poco a poco y, con el tiempo, usará verdaderos elementos de conversación.

Nuestro método de enseñanza se basa en una pedagogía de proyectos y de logros. Trabajamos principalemente a partir de bloques pedagógicos ("El niño y su entorno", "semanas internacionales", "Historia"...) divididos en temas ("Mi cole", "Mi casa","Los animales del mundo", "La era de los dinosaurios"...) centrándose en el descubrimiento del mundo y en la adquisición del lenguaje oral y escrito.

Velamos por aportar, en el diseño y la organización de nuestros cursos, el equilibrio necesario entre actividades cognitivas (escritura, lectura, geografía, historia, matemáticas...) actividades motoras ( manualidades, juegos colectivos, educación física) y actividades artísticas (artes visuales, música, expresión corporal...) con el fín de fomentar el desarrollo del niño.

Para que el niño asocie la escuela y el aprendizaje de idiomas a algo positivo y no a una obligación, velamos también en el PtitCREF, por mantener un ambiente siempre muy agradable y un entorno cuidado y luminoso. Animamos a la amabilidad, a la ayuda mútua y desarrollamos un sentido de la responsabilidad y de palabra en el grupo. También se hace hincapié en el desarrollo de la autonomía, lo que ayuda al crecimiento del niño.

En PtitCREF el niño no se ve obligado a aprender un nuevo idioma, no hay presión, sino que avanza a su ritmo: descubre, prueba. Aprende jugando, descubriendo, imitando y no repitiendo de manera estéril después del profesor. Éste no obliga al niño, pero lo lleva naturalemente a usar las nuevas palabras destacadas.

El profesor elije cuidadosamente las actividades (siguiendo la planificación) que llevarán, poco a poco, a la expresión oral del niño: un dibujo que subtitular, una ilustración que describir, un cuadro que comentar, una historia que contar, un juego que explicar, un poema que recitar, una canción que cantar. Cualquiera que sea el ritmo de progreso del niño, tenemos claros nuestros objetivos pedagógicos. Revisamos regularmente lo aprendido por los niños para poder personalizar mejor nuestra enseñanza y permitir a los niños tener una base de conocimientos comunes.

 El P'titCREF: un entorno internacional

 El P'titCREF está abierto a niños de todas las nacionalidades y de todos los idiomas.

Reunir a los niños que hablan varios idiomas en un mismo grupo también ayuda a desarrollar la idea de "inmersión lingüística", esencial para el aprendizaje en edades tempranas. Los niños empiezan a jugar entre ellos por lo que se comunican entre ellos : la enseñanza toma entonces todo su sentido.¡ El idioma desconocido sirve para algo preciso ! Se convierte en concreto : el segundo idioma ya no es una lengua abstracta, una lengua de adultos sino un idioma de comunicación, de juego.

Se usa para solicitar un juguete : sirve para guardar su juguete ( el niño aprenderá rápidamente, las primeras nociones de "supervivencia" dentro de un grupo. Ej:"¡Es mío!", "Dame", "No quiero",...) ; sirve para participar en un juego colectivo, para inventar un juego.

Entre ellos, los niños no conocen la barrera del idioma, no temen cometer errores ( a diferencia de los adultos). Toman la palabra en otro idioma, sin pensarlo. La diversidad lingüística, con el apoyo de los métodos estructurados del P'titCREF, ofrece resultados muy positivos.

Profesores nativos cualificados

La elección de los profesores nativos es particularmente apropiada en este proyecto, ya que son capacez de transmitir un lenguage moderno adaptado a los niños, lo que es muy dificil para un no-nativo. El idioma enseñado es natural, espontáneo y vivo.

El P'titCREF : ventajas tanto para los niños monolingües como plurilingües

Para los niños monolingües: más allá del programa habitual de su lengua materna, aportamos un contexto de aprendizaje de otras lenguas de modo casi natural, permitiendo a los alumnos abrise a nuevos sonidos y nuevas culturas. El contexto internacional les permite entre otras cosas comunicar e intercambiar sus conocimientos directamente con el profesor o aún mejor con algún compañero hablando otro idioma.

Para los niños ya bilingües o trilingües : el interés es seguir sin problemas los dos ( o trés) sistemas que se adquirieron desde el nacimiento y crear un entorno escolar propio a los paises de los idiomas, dejando así un abanico más grande de elección a los padres, en cuanto a la elección de una escuela en el futuro.

De hecho, los programas y los métodos del P'titCREF, siguen los programas oficiales de los paises de cada idioma enseñado.

Яндекс.Метрика